Los Nuevos
Lentes de Jessica

“Un necesario trasplante de córnea le cambió la vida a los 8 años, pero sus lentes rígidos comenzaron a amenazar una vez más su visión”.

¿Te imaginas ver un día de sol como si estuvieras en medio de la niebla? ¿No poder distinguir colores y ni leer claramente las letras que están frente a tus ojos? Así vivió casi toda su niñez Jessica Rojas debido a una complicada enfermedad a la córnea. Después de dos trasplantes y muchos años usando lentes de contacto rígidos pudo alcanzar grandes logros tanto profesionales y como personales, pero esa confianza se acabó cuando, hace 1 año, una úlcera en sus ojos comenzó a amenazar su visión. “Me tocaba hacer un cambio de lentes de contacto, un procedimiento de rutina y fui a la óptica donde iba siempre. Lamentablemente los lentes, esos mismos que me acompañaron maravillosamente desde los 8 años, comenzaron a generarme una úlcera. Tuve que tomar una licencia y en un principio me mejoré y los volví a usar pero…¡otra vez úlcera! Ahí mi doctor me advirtió que una tercera lesión pondría en serio riesgo mi trasplante.


Él me recomendó HK Centro Visual donde tenían lentes de última generación y también recomendó que me atendiera Hugo Krauss porque él era una eminencia en lentes de contacto”. Así llegó Jessica a los Alef K, los lentes de última generación de HK Centro Visual. Este modelo es el primer lente blando hecho de un gel de silicona con una alta concentración de agua que ofrece, a casos complejos que no pueden utilizar lentes desechables, mismas características de comodidad y adaptabilidad que los descartables con la precisión óptica de un lente duro. Fabricados con un material de última generación Alef K, es un producto exclusivo de HK Centro Visual pensado para otorgar una libertad única a casos complejos. “Encontrar un lente que se adapte así de bien a un caso tan complicado como el mío es muy difícil. Por eso se agradece el trato personalizado de HK Centro Visual. La diferencia entre la atención en una óptica común y corriente y HK es la misma que si entraras a una gran tienda a comprarte una chaqueta y sólo encuentras S, M o L. Ahí te acomodas a lo que hay y esperas que te sirva. Ir a HK Centro Visual es como ir a un sastre que te hace una chaqueta a tu medida. Además el servicio que tienen es maravilloso, con una disposición y calidez única”, cuenta Jessica Rojas que está lista para ver como nunca sin poner en peligro el ‘milagro’ de su trasplante de corneas.