Álvaro Ballero

¡Le di la pelea a la ceguera!